A muchos seguidores de Fernando Alonso les duele pensar que, de haber aunado buena suerte y decisiones adecuadas por parte de sus respectivos equipos, el asturiano podría ser a día de hoy pentacampeón del mundo.

Con dos coronas en su palmarés logradas con Renault en 2005 y 2006, 'Magic' rozó el Mundial en 2007 de la mano de McLaren... pero la perdió después de que el equipo se decantase por el 'rookie' de aquel entonces, Lewis Hamilton, dejando el título en bandeja a Kimi Raikkonen.

En 2010, ya en Ferrari, Alonso se quedó sin ser tricampeón tras un fatídico último Gran Premio de Abu Dabi en el que el una pésima estrategia de la 'Scuderia' desde el muro le 'regaló' el Mundial a Sebastian Vettel.

Por último, en 2012 y todavía con los de Maranello, Fernando volvió a perder la corona en la última carrera después de que 'Seb' hiciera un 'milagro' con su Red Bull tras chocar en la salida.

Dos títulos de los cinco que tuvo muy cerca... pero el ovetense tiene el reconocimiento de todo el 'Gran Circo'. De hecho, el último en alabar la trayectoria de Alonso ha sido Toto Wolff, jefe de Mercedes. El austriaco ha señalado que es una "decepción" que el de Alpine no tenga más mundiales... pero no ha perdido la oportunidad de lanzarle un 'recado'.

"Fernando Alonso es, sin duda, uno de los mejores pilotos que han corrido en la Fórmula 1. De la historia. Es decepcionante para el deporte que no tenga nada más que dos títulos en su haber. Pero debes saber que eres parte del sistema solar, no el sol", ha señalado en declaraciones a 'Daily Mail'.

"Algunos pilotos están mal aconsejados. Se ven en el foco mediático y empiezan a creerse que ellos son el sol. Y no lo son. Ninguno de nosotros lo es. Todos somos satélites. Somos los planetas que van girando", ha añadido, hablando en un plano algo más general.

De hecho, el 'palo' podría venir de la relación que mantuvo con su pupilo, Lewis Hamilton, en McLaren en 2007... pero es tan solo una hipótesis. Lo que sí está claro es que Wolff solo tiene palabras buenas para el heptacampeón.

"Creo que sólo cuando se retire la gente comprenderá la magnitud de sus logros. La gente que dice que podría ser campeón con el coche de Lewis... Bueno, ¿y por qué no están ellos en el coche de Lewis? ¿Por qué cambió él de McLaren a Mercedes en 2013? Fue un movimiento valiente. Hay varios ejemplos, incluso ahora, de gente que fue antes a por el dinero que a por el coche", ha zanjado el CEO de Mercedes.