Decepcionante inicio de temporada para Sebastian Vettel. El alemán fichó por Aston Martin y ha tratado de adaptarse lo antes posible, aunque ya avisó de que le iba a costar. Sin embargo, ha sido más que eso, ya que no logró pasar la Q1 y ha finalizado 15º en la carrera.

Vettel ya tuvo problemas en la jornada del sábado y además tuvo que lidiar con una sanción de cinco puestos, lo que le hacía salir último en la parrilla, aunque no quedó ahí, sino que al saltarse la doble bandera amarilla le han sumado tres puntos a su licencia.

El de Aston Martin ha tratado de salvar la carrera y ha decidido arriesgarse a una sola parada en boxes. Además ha protagonizado una batalla con Alonso y Carlos Sainz, aunque han hecho que el de Ferrari perdiese tiempo puesto que tenía mucho más ritmo que ellos.

A falta de 10 vueltas el alemán ha cometido un error en la frenada y se ha llevado a Ocon por delante, lo que ha provocado que ambos trompeasen, aunque finalmente han logrado mantenerse en pista. Vettel se ha acercado tras finalizar la carrera al piloto de Alpine a disculparse por el accidente. "Pensé que él seguiría recto y luego volvió a la izquierda. Estaba justo delante de mí y entonces bloqueé, así que probablemente fue mi culpa. Hablé con él luego y estuvimos de acuerdo en que no va más allá", ha explicado Vettel tras el Gran Premio.

El incidente ha sido investigado por Dirección de Carrera y finalmente le han sancionado con 10 segundos además de con otros dos puntos más a su licencia, lo que suma un total de cinco en tan solo un Gran Premio disputado.

Vettel ha finalizado la carrera 15º mientras que su compañero de equipo, Lance Stroll, ha logrado entrar, por los pelos, en los puntos al acabar décimo. Mal comienzo para la escudería que la pasada temporada estuvo a punto de quedar terceros en el Mundial de Constructores.