Lewis Hamilton ya ha igualado en victorias al legendario Michael Schumacher. El británico de Mercedes, que busca su séptimo título de Fórmula 1, ha conseguido su triunfo número 91 tras vencer el Nurburgring el GP de Eifel.

Fue una victoria trabajada y basada en la paciencia. Valtteri Bottas, 'poleman', abandonó la carrera y eso dio opciones a un inglés que asienta aún más su liderato en el Mundial. Pero antes tocaba celebrar el triunfo en Alemania... y para que tuviera un mejor sabor estaba Mick Schumacher.

El hijo del Kaiser, del gran campeón, de uno de los mejores pilotos del mundo y de quien hizo historia en Benetton y en Ferrari, tuvo un detalle 'top' con el piloto de Mercedes.

Cuando estaba ya fuera del monoplaza, Schumacher se acercó a Lewis y le entregó uno de los cascos de Fórmula 1 de su padre.

 

Bien orgulloso posó Hamilton con el casco del legendario Michael Schumacher en el podio de Nurburgring, de un GP de Eifel que le deja con todo encarrilado para convertirse en heptacampeón del mundo de F1.

Le saca 69 puntos a Valtteri Bottas, su compañero en Mercedes, y quedan tan solo seis carreras para finalizar el campeonato.

 

Por su parte, Mick Schumacher tiene a tiro también el título de Fórmula 2. Su nombre suena muy, muy fuerte para correr en Alfa Romeo y para debutar en F1 en 2021.

Cerca estuvo de debutar ya en los Libres 1, pero el mal tiempo evitó la celebración de los primeros entrenamientos, y de los segundos, en la pista alemana.

Te puede interesar

La gran esperanza de Fernando Alonso: 'su' Renault, podio en el GP de Eifel

Bernie Ecclestone, del lado de Schumacher: "Michael pilotaba solo, Hamilton tiene ayuda"