Daniel Ricciardo no está adaptándose a McLaren como se esperaba. Octavo en el Mundial con 40 puntos (la mitad que Norris), el australiano no está ofreciendo el nivel que se le exige como piloto de una escudería británica. Una escudería que quiere revalidar el tercer puesto en el campeonato de constructores. Así lo ha asegurado Andreas Seidl, director general del equipo de Woking.

"En la batalla en la que estamos, ambos coches necesitan sumar puntos cada fin de semana", afirma Seidl en 'Auto Motor und Sport', donde habla de decepción a la hora de referirse a la lenta adaptación de Ricciardo a McLaren.

"No creo que él se imaginara que fuera a ser tan difícil cambiar de equipo. Ricciardo está decepcionado y nosotros también; pensamos que se adaptaría más rápido", sostiene el ingeniero alemán, que sigue confiando en el 'aussie' para revertir la situación.

"Pero sigo convencido de que, en algún momento, todo encajará", agrega Seidl, que pone toda la carne en el asador por Norris.

Cuarto en el Mundial con 101 puntos, el británico se ha convertido en el líder absoluto de McLaren. "Ya estaba bastante claro para nosotros al final de la temporada pasada que podíamos confiar en Norris. Él está muy feliz con nosotros también, así que fue una decisión simple y lógica la de alargar su contrato tan temprano", concluye el germano.