Hace unos días, Laurent Rossi, CEO de Alpine, redujo las expectativas en relación a la competitividad de la escudería de Enstone en 2022, señalando que los 'nuevos' Renault podrían ser asiduos al podio a partir de 2024.

Sus declaraciones trastocan un poco 'El Plan' de Fernando Alonso, que ve la próxima temporada con el cambio normativo como una oportunidad para volver a subirse al cajón y, por qué no, luchar por el Mundial.

A pesar de lo dicho por Rossi, queda por ver qué monoplaza presentará el equipo en los test de pretemporada en Yas Marina, que serán el verdadero termómetro de lo que vendrá el próximo año.

De hecho, Antonio Lobato, narrador de Fórmula 1, no descarta que Alpine se haga 'un Renault' en 2005: "El objetivo es que en 2024 la escudería compita. Nos ha dejado un poco mal a todos. Pero una cosa es lo que se dice ahora y otra cosa es lo que pase. Yo confío. Nadie pensaba que en 2005 Renault dominaría, así que crucemos los dedos y que sea en 2022 o 2023".

De hecho, Lobato no descarta al asturiano para la fecha fijada por Rossi: "Si Fernando se mantiene en su forma también estará en 2024". "Está dando espectáculo con un coche que no es una maravilla. Él tiene ganas, esperemos a ver qué tiene Alpine. Tengo esperanzas de que pueda hacer cosas grandes", ha añadido el narrador en 'Radio Marca'.

Paralelamente, al hilo del Gran Premio de Estados Unidos de este fin de semana, Lobato se atrevió a dar sus pronósticos: "Es muy complicado. Nosotros hacemos el pronóstico el sábado, y nunca damos ninguna. Creo que Hamilton, Verstappen y Bottas el sábado. Y el domingo, Verstappen, Hamilton y Norris".