2021 se vislumbra en Ferrari como la antítesis de lo ocurrido en 2020. En una temporada marcada desde un inicio por la sanción de la FIA a la 'Scudería' por la polémica de su unidad de potencia en 2019, ni Sebastian Vettel ni Charles Leclerc lograron aupar al Cavallino a su tradicional lugar en la clasificación, algo que ha escocido mucho en Maranello.

Por ello, los engranajes de Ferrari comenzaron a carburar apenas iniciada la temporada pasada y se anunció el fichaje de Carlos Sainz, cuya llegada al equipo italiano, unida a la mejora del motor del monoplaza, hacen presagiar un gran año para los 'tiffosi'.

Con Vettel en Aston Martin tras acompañar durante dos años a Leclerc en el box rojo, el monegasco ya ve en Sainz en compañero ideal para llevar las riendas de la 'resurrección' de Ferrari.

"Es un gran tipo. Creo que nunca había pasado tanto tiempo antes del comienzo de la temporada con otros compañeros de equipo como con él. Así que nos estamos llevando muy bien y trabajamos muy bien juntos", señala Leclerc.

"Es muy talentoso, y es interesante ver sus datos en el coche y compararlos, aunque es bastante difícil porque las condiciones cambian mucho de la mañana a la tarde. Pero son cosas interesantes de ver y estoy deseando estar en el coche al mismo tiempo que él para configurarlo correctamente", añade.

A su vez, el piloto también ha incidido en el factor experiencia de Sainz en F1 (Toro Rosso, Renault y McLaren): "Carlos también está aportando la experiencia de otros equipos, que es muy interesante y que también nos está dando nuevos mundos que explorar".

¿Quién es el número 1?

A tenor de la gran pregunta, Leclerc se desmarca y reitera las palabras de Mattia Binotto, aunque afirma que él cuenta con más bagaje en Ferrari, algo ineludible a ojos de Carlos.

"Al final, he pasado más tiempo en Ferrari que Carlos, así que tengo más experiencia con Ferrari. Pero creo que haya un líder como tal y creo que Mattia lo dejó claro", señala.

"Estoy aquí en la F1 para luchar contra los mejores y creo que Carlos es extremadamente talentoso y nos forzaremos unos a otros para rendir mejor cada vez que estemos en la pista. Pero como mencionó el equipo, no hay un número uno o número dos claro", zanja.

Sanción de la FIA

Leclerc reconoce que 2020 se puso cuesta arriba al conocer la decisión de la FIA: "A principios del pasado año hubo una atmósfera extraña, nos dimos cuenta de la realidad de las cosas, que era bastante peor de lo que esperábamos, y hubo un momento en el que no fue genial".

"Pero muy rápidamente la mentalidad cambió y todos nos motivamos para intentar volver a donde queremos estar. Y creo que eso no ha cambiado este año", añade.