Decepción, resignación, frustración... Carlos Sainz experimentó una macedonia de sentimientos durante el Gran Premio de Estados Unidos. Partiendo en quinto lugar tras Charles Leclerc con neumáticos blancos, el '55' mantuvo una tensa batalla desde el principio con los McLaren de Daniel Ricciardo y Lando Norris.

Tras irse por fuera de los límites de pista, el madrileño tuvo que ceder su puesto al australiano, pero no al británico. Carlos aguantó las embestidas de su compañero y no perdió la estela de Ricciardo, manteniendo intactas sus opciones de quedar quinto.

 

Sin embargo, y una vez más, estas opciones se vieron disipadas desde el 'pit-lane'. Al igual que ocurrió en Silverstone, Hungría y Turquía (esta vez por un fallo en la señal luminosa), Ferrari volvió a fallar en boxes y perjudicó al ex de Toro Rosso, Renault y McLaren.

En la vuelta 30, Sainz hizo su segunda parada antes de Ricciardo para lanzarle un 'undercut', pero la 'Scuderia' no estuvo fina en el cambio de neumáticos y prolongó la parada a los 5.6 segundos, lo que dejó en agua de borraja un hipotético quinto puesto de Carlos.

El madrileño salió detrás del australiano y en el intento de darle caza desgastó en exceso sus neumáticos, quedando a merced de Valtteri Bottas al final de la carrera. El finlandés adelantó al '55', que se fue de Austin con un amargo séptimo puesto.

Al término de la carrera, Carlos mostró su decepción: "Otro 'pit-stop' malo no permitió hacer el 'undercut' a Ricciardo. Conseguí apretar a Ricciardo, pero con el calor que hace, la rueda se sobrecalentaba y no podía seguir apretando".

"Lo que nos ha costado ha sido el pitstop malo, que no hemos podido completar un undercut que estaba prácticamente hecho con uno decente. El caso es que ya son dos o tres muy seguidos, pero bueno, es lo que hay", añadió.

"Algo iba mal en la rueda trasera derecha..."

Por su parte, Mattia Binotto, jefe de Ferrari, lamentó un error que de haberse evitado podría haber supuesto la ventaja de los de Maranello en el Mundial de Constructores sobre McLaren.

"Algo iba mal en la rueda trasera derecha. Tuvimos dificultades para extraer la rueda y no sabemos con exactitud qué sucedió, pero lo analizaremos", señala el suizo.

"Hubo un error en el 'pit-stop' y se perdió todo el tiempo cuando se aspiraba al 'undercut' sobre Ricciardo. McLaren reaccionó y recuperó, y el mal 'pit-stop' nos costó el puesto con Ricciardo pero también con Bottas", añade.

La "maniobra sucia" de Ricciardo

Durante su duelo antes del fallo en boxes, Carlos cargó duramente contra Daniel por una acción en la que el piloto 'papaya' cerró a Sainz, que llegó a tocarse con el MCL35M.

 

"Claramente el que va por fuera tiene todas las de perder y yo iba por fuera. Él aposta me ha tocado, me ha sacado, pero es lo que vemos mucho hoy en día en carrera y se lo hago yo a los demás de vez en cuando, así que tampoco pasa nada. Hemos dicho que esto más o menos está permitido, aunque al límite de la legalidad, así que nada que decir", zanjó.