Ferrari decidió confiar en Sebastian Vettel y empezar con las negociaciones de un nuevo contrato, aunque fue el alemán el que decidió esperar a ver qué ocurría con el nuevo monoplaza y si los resultados son lo suficientemente buenos para seguir en la Fórmula 1.

Y fue la prensa italiana la que aseguró que a pesar de esperar a Vettel, en Ferrari estaban sopesando segundas opciones y entre ellos entraba la posibilidad de fichar a Carlos Sainz, quien se ha sentido muy honrado por el simple hecho de que al menos, entre en sus posibilidades.

"Es agradable escuchar que la gente en Italia está hablando sobre una posible incorporación mía al equipo Ferrari, pero lo veo como un cumplido", ha confesado Sainz en unas declaraciones para 'Sky Sport Italia'.

Carlos está centrado en McLaren, escudería donde "más contento y cómodo" se ha sentido hasta ahora y donde se ve de aquí a un "largo plazo". "Que estoy muy contento en McLaren no es ningún secreto. Soy muy feliz con este proyecto y con la estabilidad que tengo, con el equipo que tengo, con el equipo que veo y el proyecto de futuro que veo aquí", aseguraba Sainz.

Fue con los de Woking con quienes logró su primer podio de la temporada, acabar sexto en la clasificación general y un cuarto puesto en el mundial de constructores. El trabajo de Carlos junto a McLaren ha logrado que acaben desarrollando el coche y que poco a poco vayan acercándose a los más grandes de la parrilla, y eso es lo que ahora le importa al español.

Sabe que el 2020 se presenta complicado después de los resultados de 2019, pero no pierde la ilusión y a pesar de sentirse halagado por Ferrari, Sainz está más que centrado en su papel en McLaren.

"Es casi imposible mejorar los resultados del año pasado. Lo que podemos mejorar es la base del coche para acercarnos a los equipos más grandes. Ése es nuestro objetivo. Queremos darnos este invierno para analizarlo todo y ver dónde estamos, pero no hay duda de que queremos estar más cerca de ellos", ha zanjado Carlos.