Valtteri Bottas se ha 'cansado' de uno de los mejores deportivos que tiene en su garaje. El finés, amante de los coches de lujo, ha anunciado la venta de su Mercedes AMG GT S. El vehículo, de color azul, tan solo tiene 3 años de antigüedad y apenas ha rodado los 16.000 kilómetros. Eso sí, el que lo quiera tendrá que pagar una cantidad desorbitada de dinero: 190.000 euros cuesta el juguete.

Además de a entregar las llaves en persona y explicar su funcionamiento, el piloto de Fórmula 1 se compromete a invitar al comprador a una jornada de pilotaje en un circuito de Karts de Finlandia que lleva su nombre. Así lo ha anunciado el propio Bottas en redes sociales.

"Hola, vendo mi coche en Finlandia. Si estás interesado puedes pujar aquí. Te entregaré el coche personalmente y podremos divertirnos con los karts en Lahti, Finlandia, en el Valtteri Bottas Racepark", informa Valtteri en Twitter.

 

El coche en cuestión tiene más de 500 caballos y acelera de 0 a 100 en 3,8 segundos gracias a un potente motor V8. Su velocidad máxima es de 310 km/h. Una auténtica maquina económicamente al alcance de muy pocos.