El piloto finlandés Valtteri Bottas (Mercedes) ha logrado la 'pole position' en la sesión de calificación del Gran Premio de España, con un 1:15.406 que es además récord del Circuit de Barcelona-Catalunya, y con esa tercera 'pole' del año, de forma consecutiva, ha superado a su compañero Lewis Hamilton y a Sebastian Vettel (Ferrari), con Carlos Sainz (McLaren) duodécimo.

De nuevo le gana el pulso Bottas a Hamilton, como hizo en Azerbaiyán y en China, en la 'qualy'. Firmó una vuelta brillante, sin los problemas que aparentemente tuvo el británico con su Mercedes, y le sacó algo más de 6 décimas. La tercera 'pole' para el actual líder del Mundial, la novena en su carrera, y con un tiempo que hace presagiar que podría firmar la vuelta rápida en carrera.

No obstante, Hamilton intentará batir a su compañero y a la historia del trazado catalán en busca de la victoria. De momento, de las 28 carreras disputadas en Montmeló, se ha proclamado campeón en 21 de ellas el 'poleman', y en 25 un piloto que salía desde la primera línea. Así que Bottas, con esta 'pole', ya podría tener mucho ganado.

 

Tercero saldrá Sebastian Vettel con su 'cavallino rampante', a casi un segundo de Bottas y, por el momento, evidenciando que las posibles mejoras del Ferrari, y la nueva unidad de potencia, no valdrían como para estar por delante de los Mercedes. Además, Charles Leclerc salvó la 'papeleta' con una última vuelta en la Q3 que le metió quinto, dejando a Max Verstappen (Red Bull) en cuarta posición.

Pierre Gasly (Red Bull), Romain Grosjean (Haas), Kevin Magnussen (Haas), Daniil Kvyat (Toro Rosso) y Daniel Ricciardo (Renault) completaron el 'Top 10' en Barcelona. No obstante, la sanción al australiano de tres posiciones en parrilla tras su accidente en Bakú hará que Carlos Sainz (McLaren), que en la 'qualy' hizo el decimotercero mejor crono, salga finalmente en la duodécima posición.

Carlos Sainz firmó, sin contar con esa sanción a Ricciardo, su peor sesión de calificación en el Gran Premio de España, con una decimotercera posición que le dejó fuera de la Q3. Pese a empezar bien la sesión, siendo octavo en la Q1, el español perdió el control de su MCL34 en una curva, pisó la gravilla y no pudo coger la 'chicane', marchándose por fuera de ella.

Y ello en una vuelta en la que buscaba el tiempo para estar entre los mejores y que le privó de firmar otra gran 'qualy' en Barcelona. Salió el duodécimo en parrilla en 2017, en su hasta entonces peor calificación, y es que salió quinto en 2015, en el año de su debut con Toro Rosso, y había firmado también una octava y una novena posición en las otras calificaciones.

No pasaron el primer corte de la Q1 los dos Williams, de George Russell y Robert Kubica, condenados como de costumbre a salir últimos, junto a Antonio Giovinazzi (Alfa Romeo), Lance Stroll (Racing Point) y el alemán Nico Hulkenberg (Renault), que protagonizó una bandera amarilla por salirse de pista, volviendo con el alerón delantero medio caído y por debajo del monoplaza, perdiendo tiempo y confianza.