La Fórmula 1 ha puesto a Nikita Mazepin en el foco. El ruso, envuelto en polémica por un vídeo que él mismo subió a sus redes sociales, sigue en el ojo del huracán tras una multa por saltarse un semáforo en Reino Unido. Ahora, la F1 está dispueta a tomar cartas en el asunto.

Y es que Stefano Domenicali, presidente de la Fórmula 1, ha puesto en marcha una reunión en Baréin para tratar este tipo de temas.

"Diría que está claro. Lo que hizo Mazepin no es aceptable", dijo en relación al vídeo en el que el ruso le tocaba el pecho a una chica.

Domenicale prosigue: "No se puede bromear con ciertas cosas. Son demasiado importantes, deben entender que son modelos a seguir".

"Los pilotos deben entender el valor que tienen. No solo es deporte. Son valores. Tendremos una reunión en Baréin y hablaremos", comentó Domenicali.

Y es que el italiano insiste: "Nunca tuvimos a gente tan joven y talentosa. Hay que hacerles comprender que son más que pilotos. Tienen una gran responsabilidad y son la cara de este deporte".

Nikita Mazepin dará el salto de la F2 a la F1 gracias al equipo Haas. En 2020, compitiendo, ya protagonizó algún que otro movimiento poco deportivo que le hizo ser tendencia en redes sociales.

Tras el vídeo que él mismo subió a redes, Haas le avisó de que no iba a pasarle ni una más.

Mick Schumacher, hijo del legendario Michael Schumacher, será su compañero de equipo.