Lewis Hamilton ha compartido a través de sus redes sociales su aventura como mecánico. Ocurrió este martes, con su coche particular... y tuvo que ponerse manos a la obra para cambiar una rueda.

Al volante de su Mercedes eléctrico, pinchó una rueda y se vio obligado a parar en una gasolinera. Y en sólo un minuto cambió la rueda dañada.

"Reventamos un neumático en la autopista y tuvimos que parar en una estación de servicio. Me tomó un minuto cambiar la rueda, pero una vez hecho, estaba de vuelta en la carretera con mi EQC. No tener que repostar es lo mejor", contó en sus redes sociales.

 

El piloto británico, que recientemente ha igualado a Michael Schumacher en el número de victorias en Fórmula 1 (91), camina veloz hacia su séptimo título mundial, con el que precisamente también igualaría al alemán.

El de Mercedes manda con puño de hierro en el campeonto: 413 puntos con once victoria, con casi 100 de diferencia con su compañero de equipo y segundo clasificado, Valtteri Bottas.