El regreso de Fernando Alonso a Fórmula 1 con un renovado Alpine, el fichaje de Carlos Sainz por un Ferrari que ya no tendrá la losa de la sanción de la FIA encima, la llegada de Sebastian Vettel a un potenciado Aston Martin, McLaren y su unidad de potencia Mercedes... hay muchos indicativos que hacen pensar que la 'segunda fila' del 'Gran Circo' este año estará más que competida.

De ello son conscientes todos los equipos, incluso Mercedes y Red Bull que ven que podrían llevarse alguna sorpresa, pero pocos hablan sin tapujos como lo ha hecho Otmar Szafnauer, director del equipo Aston Martin, el 'nuevo' Racing Point.

Con un increíble AMR21 que manejarán Vettel y Stroll pretenden dar caza al tercer puesto del Mundial de Constructores (el año pasado quedaron cuartos), pero son conscientes que desde atrás apretarán otros equipos.

"Creo que sería imprudente para nosotros no preocuparnos por los que están detrás de nosotros y sólo preocuparnos por los que están delante de nosotros. Tenemos que hacer un buen trabajo. La zona es cada vez más competitiva, se está volviendo mucho más difícil ser el mejor del resto", ha señalado Szafnauer.

Junto a McLaren, Ferrari también preocupa al equipo de Lawrence Stroll: "No creo que Ferrari vaya a ser eternamente un equipo que acabe sexto. Será realmente difícil de vencer este año. Y McLaren ya nos ganó el año pasado en el tercer lugar, así que será un rival complicado de doblegar".

Sin embargo, si hay alguien que de verdad preocupa, ese es Fernando Alonso y su Alpine: "Renault (Alpine) tiene el poder de un fabricante detrás de ellos también, no van a ser fáciles con Alonso en el equipo. Es todo un bicampeón del mundo. Será muy difícil para nosotros terminar en lo más alto de ese medio campo, no va a ser fácil".

"Nos espera un gran reto, pero estamos preparados para este desafío. Trabajaremos duro para lograr el mejor resultado posible", zanja el director del equipo Aston Martin.