Con todos mirando fíjamente a 2021, Ferrari ha decidido ser la primera escudería en moverse de cara a esa 'nueva' Fórmula 1. Lo ha hecho con una apuesta que era segura para muchos, la de tirar la casa por la ventana con Charles Leclerc.

 

El monegasco, que tenía contrato hasta 2022, ha ampliado su contrato dos temporadas más, vinculándose con Ferrari hasta 2024. En la nota oficial de esta renovación, en la que no se hace alusión en ningún momento a Vettel, Leclerc valora el "sueño" que ha supuesto esa temporada 2019 para él.

"Con cada carrera que pasaba este año, nuestro deseo de ampliar nuestro contrato con Charles -Leclerc- se hizo cada vez más evidente [...] Estoy seguro de que juntos escribiremos muchas nuevas páginas en la historia de la Scuderia", afirma Mattia Binotto, jefe de la escudería.

 

Aunque en principio no se contaba con este asiento para la posible vuelta de Fernando Alonso a la F1, esta extensión no hace más que constatar algo que era evidente. Una puerta que estaba prácticamente cerrada acaba cerrándose para el asturiano, lo que le dejaría el asiento de Vettel para una posible vuelta a Ferrari.

Este fin de semana, Alonso ha tenido tiempo de mandar un nuevo guiño a la que fuera su escudería, con la que estuvo a punto de conseguir su tercer Mundial en varias ocasiones. ¿Habrá un nuevo intento en 2021? O Vettel se mueve, o no podrá volver a subirse a los lomos del 'Cavallino Rampante'.