Fernando Alonso salía tercero gracias a la penalización de Verstappen y Bottas. El asturiano ya tuvo un gran ritmo en la jornada de clasificación y hoy ha sacado el máximo del coche.

El del Alpine parecía que iba a acabar perdiendo esa tercera posición en favor de Pérez y no solo eso, sino que Bottas volaba para arrebatarle el cuarto puesto también. Sin embargo, mucha velocidad por parte de Alonso en su coche y un poquito de suerte le han hecho volver al subirse al cajón.

Así pues, Fernando logra su podio número 98, algo que se ha hecho de rogar pero que finalmente ha logrado.

Salida del GP de Catar

En la salida se ha mantenido tercero pero tras la curva 2 ya se había puesto por delante de Gasly. Alonso se ha mantenido por detrás de Hamilton hasta que Verstappen, a quien Gasly le ha cedido la posición, le ha pasado rápidamente.

Pérez que salía desde atrás por no haber logrado pasar a la Q3 ha remontado posiciones y en tan solo 15 vueltas el mexicano ya estaba detrás de Alonso. Red Bull han visto el gran ritmo del asturiano y le han lanzado un undercat que no les ha funcionado, aunque finalmente le ha alcanzado y en la vuelta 27 le ha pasado.

Gran estrategia de paradas

Fernando Alonso salía con el blando, algo que para el resto de equipos suponía hacer dos paradas pero, sorprendentemente, el asturiano ha tenido un ritmo brutal con el compuesto rojo, algo que le ha servido para hacer inservible el undercut de Pérez y para hacer una sola parada.

Alonso ha esperado hasta la vuelta 26 para cambiar al duro, algo que nadie más ha logrado, y que, encima lo ha hecho sin que sus tiempos cayesen, enlazando vuelta rápida personal tras vuelta rápida personal.

En la vuelta 42 han llamado a Pérez a boxes mientras que Alonso ha arriesgado y no ha entrado. Parecía que Checo se iba acercando poco a poco, no ha tardado en adelantar a Ocon y a Norris, los pilotos que le separaban de su rival, sin embargo, un safety car en las últimas vueltas le han impedido seguir recortando distancias.

Fernando, que no ha había hecho esa segunda parada, recibía varias radios para que cuidara las gomas de cara a las últimas carreras, especialmente con los pianos, y es que hasta tres pilotos han pichando los neumáticos y en Alpine temían que les pasara lo mismo.

Así pues, Alonso logra su podio número 98 siete años después. Un gran resultado que augura buenas sensaciones de cara a la temporada de 2022.