No ha acabado la temporada 2019 y muchos ya miran al futuro. No a 2020, sino a 2021. ¿Qué tiene 2021 para que todos estén hablando de ello? ¿Por qué Fernando Alonso lo tiene en su mente como año de una posible vuelta al 'Gran Circo'?

La gran idea que rodea a todo lo que tiene que ver con el año 2021 se resumen en una palabra: igualdad. Estos años se están viendo muy marcados por el dominio de Mercedes y, previamente, por el de Red Bull. La intención por parte de los dirigentes de la F1 es que estas enormes distancias desaparezcan.

¿Cómo se hará? Desde Liberty Media tienen varias líneas de acción que han ido compartiendo con los seguidores de la Fórmula 1. Tanto es así que han hecho hasta vídeos explicando estas diferencias con un prototipo de un monoplaza de 2021.

 

En primer lugar, destacan que, actualmente, un monoplaza pierde un 50% de su carga aerodinámica cuando va detrás de otro monoplaza, algo que prometen que se reducirá hasta el 10% en 2021. Después llegan las ruedas, algo que ya se había conocido hace tiempo, pero que serán de 18 pulgadas. Esto se sumará a la prohibición de las icónicas mantas térmicas.

Nuevos alerones, adiós a las mantas térmicas...

Los alerones también jugarán un papel crucial en este cambio. El diseño del trasero será redefinido con el objetivo de que no emita la estela que puede perjudicar al monoplaza que lleves detrás. En cuanto al delantero, se ha prometido un diseño "elegante y agresivo", algo que los equipos ya han podido ver, pero que no se ha desvelado al público.

La punta de este alerón bajará unos 25 milímetros, una bajada que será acompañada de una subida del chasis, cambios en los frenos, la caja de cambios... Todo en un monoplaza que ha recibido el nombre en clave 'Lima'.

Todas las especificaciones de los nuevos monoplazas serán desveladas en octubre, por lo que no queda nada para conocer cómo será la Fórmula 1 del futuro. Desde la organización, prometen que estos cambios revolucionarán las carreras.

 

Pat Symonds, director técnico de la Fórmula 1, asegura que los resultados obtenidos hasta ahora "van más allá" de lo que pensaron al empezar el proyecto, con resultados "excepcionales".

Las pruebas que han llevado a cabo y que seguirán llevando a cabo hasta que se publiquen todos los cambios de manera íntegra se han realizado en el túnel de viento de Sauber en Suiza con un modelo a escala del 50%.