Si McLaren es el firme candidato para alzar el bronce del 'Gran Circo' en la presente temporada, todo puede cambiar drásticamente a partir del próximo curso con el cambio normativo que experimentará la Fórmula 1.

A diferencia de escuderías como Alpine o Ferrari, que están focalizadas al 100% en mejorar el monoplaza del próximo año, McLaren lleva un gran retraso.

El equipo papaya aún no han terminado el túnel de viento de Woking y desde el seno de la escudería reconocen que será muy difícil luchar por victorias hasta 2024 (no ganan un GP desde 2012, con la victoria de Button en Brasil).

Así lo ha explicado Zak Brown, CEO de McLaren, en 'TheRace.com.': "En 2024 ya nos habremos puesto al día con toda nuestra infraestructura, con nuestro túnel de viento para ser precisos. El nuestro es uno de los túneles de viento menos desarrollados y eso es una gran desventaja".

"En la temporada 2024 no tendremos excusas. El deporte será muy competitivo entonces y habrá varios equipos peleando por el campeonato, y me gustaría pensar que nosotros seremos uno de ellos", ha añadido.

"En mi opinión, no estaremos a la par en infraestructura hasta que veamos el coche de 2024. Hasta entonces, lo haremos lo mejor posible con nuestro equipamiento", ha zanjado el estadounidense.