No es fácil salir de la Fórmula 1, volver a entrar y mantenerse. A Esteban Ocon le expulsó el dinero de otros pilotos después de firmar dos temporadas muy serias en el anteriormente llamado Force India. Un octavo en su año 'rookie' y duodécimo en el segundo.

No dejó de estar relacionado con el mundial, ya que Mercedes fichó al francés como piloto reserva para la temporada 2019. Sin embargo, Ocon necesitaba a alguien que confiara en él para volver a establecerse entre los 20 mejores pilotos del mundo.

Cyril Abiteboul fue el hombre que le dio esa oportunidad con Renault el año pasado, aunque el niño de sus ojos era Daniel Ricciardo, su apuesta personal. Renault y Cyril se fueron de la mano y con la llegada de Alpine y Laurent Rossi como CEO, Esteban Ocon empieza a estar más valorado.

Rossi

El nuevo máximo dirigente de la escudería ha querido defender a su piloto en uno de sus momentos más bajos de la temporada. "Quizá todavía no sea un piloto para ser candidato a ser campeón del mundo en un futuro. Pero no permitiría que nadie dijera que es menos piloto que otro segundo piloto de cualquier equipo, como mínimo es un excelente número dos", dice Rossi en declaraciones a la 'BBC'.

"Esteban extrae muy bien el máximo de su coche y demuestra que no deja de mejorar. Es un piloto rápido, lo demuestra en clasificación y además, es un buen compañero de equipo", añade, totalmente convencido de que ha sido un acierto renovarle a largo plazo.

Ocon tiene éste y otros tres años más a los mandos del Alpine, y al menos el siguiente seguirá siendo compañero de Fernando Alonso, de quien también han salido solo palabras de admiración por parte de todos los integrantes de la escudería.

Lo que está claro es que todo seguirá igual: Fernando como el líder y Ocon, como ha dicho el propio Rossi, como segundo piloto.