Fernando Alonso sustituirá a Sebastian Vettel en Aston Martin a partir de 2023. El alemán anunció su retirada y el equipo, por sorpresa, comunicó el fichaje del asturiano apenas 48 horas después.

Las preguntas han sido muchas desde entonces: ¿puede Alonso ganar con ese coche? Él mismo incidió en que aterrizaba en un proyecto que está poniendo toda la carne en el asador para el futuro.

Porque su presente es mucho más complicado. Los de Lawrence Stroll son penúltimos en el mundial de constructores y ahora Vettel ha detallado la principal debilidad de AMR22.

En declaraciones a 'Motorsport' lo ha explicado. "Nuestro punto débil es nuestro ritmo en la clasificación. Si podemos clasificarnos más alto al comienzo de la carrera, podemos pelear en el grupo medio", ha dicho el alemán.

"Estaba contento con la velocidad del monoplaza el viernes, pero el sábado las cosas siempre salían mal. Por eso siempre estaba descontento después de la qualy", ha dicho el cuatro veces campeón del mundo.

A pesar de su anuncio de retirada, espera poder mejorar en lo que queda de curso: "Espero con ansias el futuro. Tengo ganas de que lleguen las vacaciones de verano y el resto de la temporada. Seguiré presionando con todas mis fuerzas".