Alpine no ha empezado con un buen pie la temporada. Ni Fernando Alonso ni Esteban Ocon lograron puntuar en la primera carrera del curso en Baréin. A pesar de ello, desde la escudería ya piensan en la siguiente carrera, y aseguran que el A521 tendrá mayor rendimiento en el Gran Premio de Italia de la Emilia Romagna, el próximo 18 de abril. El director ejecutivo de la escudería francesa, Marcin Budkowski, ha asegurado que el equipo introducirá nuevas piezas en la parte trasera del coche para dotarlo de un mejor ritmo.

"Tenemos un paquete de actualizaciones bastante respetable para Imola, así que vamos a tener más piezas y más rendimiento en el coche en Imola. En general, a las primeras carreras de la temporada, vamos a llevar algunas piezas nuevas", asegura Budkowski en la web 'Race Fans'.

Así Alpine tratará de mejorar los malos resultados de la primera carrera, en la que Alonso tuvo que abandonar por un problema en el conducto trasero de frenos debido a un envoltorio de sándwich, mientras que Ocon acabó en 13ª posición.

Desde la escudería de Enstone ya piensan en seguir mejorando el fondo plano, la parte más significativa en los cambios de normativa de esta temporada para controlar la carga aerodinámica . El director ejecutivo de Alpine considera que la reconstrucción o el rediseño de esta pieza irá evolucionando a lo largo de la temporada en todos los equipos.

"Hay un área que ha cambiado en la normativa, que es un área de desarrollo en este momento. Obviamente es el lateral del suelo y el difusor. Hicimos algo de trabajo en los tests y algo en Baréin y no tengo dudas de que haremos más trabajo en las próximas carreras, todo el mundo lo hará también. Es un área que cambiará", dice Budkowski.