Mercedes y Red Bull luchan por todo en este Mundial 2021, tanto en el de pilotos como en el de constructores. La mínima diferencia puede ser determinante de cara al título para cualquiera de los aspirantes y el GP de Hungría fue una pesadilla para la marca austriaca de bebidas energéticas.

En la primera curva ya parecía que todo estaba perdido. Sergio Pérez no pudo seguir tras el choque múltiple que también afectó a Max Verstappen. El mexicano retiró su coche y 'Mad Max' consiguió seguir pero con múltiples daños serios.

Lewis Hamilton seguía líder sin ningún tipo de oposición, a priori, mientras Verstappen caía al fondo de la parrilla con un monoplaza condicionado aerodinámicamente.

 

Todo lo que parecía representar la pero pesadilla de los de Red Bull acabó suavizándose para lo que podría haber sido. Christian Horner reconoce varios factores que ayudaron a que la herida fuera menos profunda.

"Mercedes cometió un error estratégicamente", comenta. Y esa fue la causa principal por la que Hamilton y su escudería no se llevaron la victoria. Cuando todos entraron a boxes en la resalida para cambiar los neumáticos de lluvia por los de seco, el heptacampeón del mundo se quedó en pista solo, perdiendo la ventaja al tener que parar en la siguiente vuelta.

Con Hamilton atrás podía parecer que ambos equipos harían un cero, pero no era así. Lewis se puso en modo 'Hammer Time' y se encargó de adelantar a todos, o casi todos, e ir posicionándose en cada vez puestos de mejor puntaje.

Su ascenso parecía meteórico, pero un piloto se encargó de frenarlo: "Fernando Alonso también parecía estar conduciendo para Red Bull". La defensa del piloto español fue una bendición para Horner, quien añadía al asturiano como otro de los factores clave que ayudó a los intereses de su escudería.

 

Finalmente, Alonso no pudo retener a Hamilton en la quinta posición, pero definitivamente ayudó a que no se llevara la victoria final, lo que hubiera sido aún más doloroso para Verstappen y los suyos.

La descalificación de Vettel dejó a Hamilton segundo, contrarrestando el bloqueo de Alonso, el esfuerzo de Verstappen por conseguir "un punto que podría ser crucial al final del año" según su jefe, las paradas rápidas de los ingenieros de Red Bull y el punto que le arrebató en la última vuelta Gasly a Hamilton al completar la vuelta rápida de la carrera.

El resultado: Hamilton es líder por tan solo ocho puntos de ventaja sobre Verstappen y Mercedes amplía a diez la renta con Red Bull. Ni tan mal para lo que podría haber sido.