El segundo asiento de Red Bull está en el aire. Alexander Albon y Sergio Pérez, que no seguirá en Racing Point, son los dos mejores colocados para ocupar el puesto. Sin embargo, el equipo todavía no ha tomado una decisión... que debería anunciar en breve.

Alexander Albon, actual compañero de Max Verstappen, finalizó tercero en el GP de Baréin, un resultado brillante para el jovencísimo piloto, que está viviendo un auténtico máster esta temporada junto al neerlandés, siempre competitivo.

"Es bueno para Alex estar en el podio", aseguró Verstappen en 'Ziggo Sports', aunque le mandó un recadito: "No creo que sea bueno estar a 30 ó 40 segundos de tu compañero de equipo".

El mensaje del piloto de Países Bajos es claro: el papel de Albon ha mejorado este curso, pero es insuficiente. Camina noveno en la clasificación general, con un coche que debería estar más a menudo por detrás de los Mercedes, inalcanzables un año más.

Por ello la sombra de Pérez es alargada. El mexicano, con mucha experiencia en Fórmula 1, ocupa la quinta plaza de la tabla con un Racing Point, conocido como Mercedes rosa en la parrilla, que a priori es peor coche que el Red Bull.

¿Qué ocurrirá con el puesto de Albon? Pérez ya afirmó este lunes que ha mantenido conversaciones con el equipo de las bebidas energéticas, pero no hay nada cerrado. Está claro que Red Bull daría un salto importantísimo con la dupla Verstappen-Pérez.

A falta de dos pruebas para el final, Albon podría ganarse la confianza para el año que viene, pero la apuesta segura parece el piloto mexicano. El movimiento de pilotos en la parrilla sigue al rojo vivo. En marzo regresará el campeonato.