Sheikh Khalid Al Qassimi ha protagonizado el accidente de la jornada. Se ha salido de pista tras entrar en el tramo neutralizado, llevaba el octavo mejor tiempo de la etapa pero ha acabado dando vueltas de campana.

Iba detrás de otro coche por lo que tenía poca visibilidad, ya que iba detrás de la polvareda que iban levantando. No se sabe que fue lo que piso o lo que ha ocurrido pero la escena ha terminado con el coche completamente desintegrado.

 

Por suerte para el piloto y copiloto, han estado conscientes en todo momento y han salido relativamente ilesos para la gravedad del accidente. Sin embargo no podrán continuar con el Dakar por como ha quedado el coche.

Este no ha sido el único abandono, el francés Van Beveren, en una zona de arenas rápidas, se fue directamente a las dunas tras perder por completo el control de la parte trasera de su moto. En consecuencia, voló por los aires varios metros para terminar rompiéndose la clavícula derecha.