Valentino Rossi ha vuelto a nacer en este día. Quizá suene muy atrevido, pero es lo que es. El italiano de Yamaha se ha librado por escasos centímetros de un accidente bestial en la carrera de Austria de MotoGP, en la que se vieron inmersosn Johann Zarco y Franco Morbidelli.

Todo ha quedado, por suerte, en un susto, aunque el piloto italiano ha tenido que ser trasladado en una ambulancia a la que ha subido por su propio pie.

El accidente, brutal accidente, sucedió en la curva 3 cuando quedaban unas 20 vueltas para el final de la prueba. Zarco y Morbidelli se tocaron y salieron volando ante un Rossi al que ambas motos le pasaron a centímetros.

A Valentino, en su box, aún le duraba la cara del gran susto que se llevó y que vivió en primera persona. La secuencia no es para menos, y es que se encoge el estómago tan solo pensando en lo que podría haber pasado.

 

Rossi no era el único que podía haber estado involucrado en el accidente, ya que Maverick Viñales también rodaba junto a Zarco y a Morbidelli.

Si los milagros existen, en el GP de Austria de MotoGP se ha vivido uno. Podía haber sido una auténtica tragedia, pero al final ha sido un susto.

Marc Márquez, ausente en la carrera, ha reaccionado también en redes sociales sabedor de lo que podía haber pasado en la prueba austriaca.