No se cansa. Se llama Fernando Alonso y vive por los coches y para llevarlos al límite. Porque si el Toyota Hilux del Dakar le sabía a poco, ya tiene por delante el reto de probar otra máquina de la marca nipona.

El próximo lunes 11 de noviembre viajará hasta Buenos Aires para acudir a un acto promocional de Toyota en el autódromo de Buenos Aires y probar el Toyota Corolla de Super TC2000: una máquina con un 4 cilindros turbo de 385 caballos capaz de alcanzar los 305 km/h.

 

Un coche de corte WRC que se acerca al revolucionario Yaris con el que Ott Tänak se ha proclamado recientemente campeón del mundo de rallys, acabando con la dinastía Sébastien Ogier y Sébastien Loeb desde 2004.

Veremos si ese es el nuevo 'juguete' que prueba Fernando tras la marcha de Tänak a Hyundai Motorsport para coger el Hyundai i20 WRC Coupé. El asturiano ya mostró su deseo tras el Rally de Marruecos fruto de su buena relación con lo que se define como Toyota Gazoo Racing.