Aún no ha comenzado el Dakar 2020 y ya tenemos una primera baja. Martin Kolomy, con nueve dakares de experiencia en camiones, comenzaba una nueva etapa iniciándose en coches. Sin embargo, un accidente le obliga a retirase antes de tiempo.

Como siempre, después de hacer los reconocimientos, los pilotos pueden elegir si realizar el shakedown, es decir, correr un tramo que habilita la organización parecido a los que se van a enfrentar para que puedan terminar de poner a punto sus vehículos. Ha sido en esta primera toma de contacto la que ha acabado con todas las posibilidades del checo. Una fuerte caída de morro con el Ford Raptor hizo que el piloto tuviera que ser atendido en el mismo lugar y trasladado a un hospital junto a su copiloto.

Ambos están fuera de peligro, pero se quedan sin posibilidades de llegar el 5 a la salida, ya que las condiciones en las que ha quedado el coche son lo suficientemente graves como para que no pase las verificaciones. Además el piloto tiene dos vértebras fracturadas.

Kolomy ha querido agradecer en sus redes sociales todo el apoyo que recibió cuando anunció su nueva aventura en coches, una aventura que acaba antes de empezar.

 

"Quiero agradecerles a todos por su apoyo desde el anuncio de mi participación en el Dakar 2020. Sus noticias fueron simplemente increíbles ♥ ️ A veces, desafortunadamente, un segundo es suficiente y todo es diferente", explica en el tuit.