Joan Barreda llegaba ayer segundo recuperando minutos en la general, se colocaba cuarto con una brecha de 15 minutos, algo que pretendía seguir recortando hoy pero un error del piloto de Honda ha acabado con todas sus posibilidades.

La etapa era la más larga de toda la edición y Barreda se ha saltado el punto de reabastecimiento de gasolina. Debía parar en el kilómetro 215 pero ha proseguido corriendo. Apenas una media hora antes el top cuatro corría con una distancia de 10 segundos entre ellos. Lideraba Quintanilla empatado con Sanders y Barreda y Sam Sunderland les seguían muy de cerca.

"Joan Barreda cuenta con una ventaja de 12 minutos sobre Ricky Brabec en el km 215. Sin embargo, el piloto español ha proseguido sin parar en el punto de repostaje. El quinto de la general corre el riesgo de recibir una penalización importante en meta o quedarse sin gasolina antes de llegar...", comunicaba la organización. Tan solo media hora después informaban de que el español se había quedado tirado: "¡Joan Barreda se queda sin gasolina en el km 267! Al saltarse el punto de repostaje, el español corría un gran riesgo".

No se entiende este error puesto que el tiempo de repostaje no se cuenta para la carrera. "Durante las etapas en las cuales el kilometraje imponga un repostaje en el Sector Selectivo, este repostaje se desarrollará bajo la forma de una neutralización de 20 minutos, que serán descontados automáticamente del tiempo del sector selectivo. Esta medida entrará en vigor a partir de la Etapa 3 incluida", reza el artículo 15.3.1 del reglamento del Dakar para motos y quads.

Un duro golpe para Barreda quien disputaba su decimosegundo rally después de haber tenido que abandonar los últimos años y cuyo mejor puesto es una quinta posición en 2017 a pesar de ser el tercer piloto con más victorias de etapa.