Las buenas noticias se suceden en McLaren. Carlos Sainz está demostrando en esta pretemporada que el coche ha dado un paso al frente con respecto al curso pasado. Y el español es ambicioso. No se conforma con los buenos resultados de hace unos meses. Quiere más.

En los entrenamientos de Montmeló de la mañana de este viernes, Carlos Sainz marcó el segundo mejor tiempo, por detrás de Sergio Pérez. El español completó 34 vueltas con un 1:16.820 como mejor vuelta, a apenas dos décimas del mexicano.

 

Su compañero, Lando Norris, se quedó en el garaje trabajando junto a sus mecánicos. McLaren confía en mantener este nivel de competitividad en la primera prueba de Australia (si es que se celebra por el coronavirus). La FIA se reunirá durante los próximos días para tomar una decisión.

Sainz clasificó por delante del Ferrari de Charles Leclerc y del campeón Lewis Hamilton, que a pesar de acumular 49 vueltas, firmó el octavo mejor tiempo de la mañana. Durante la jornada del jueves, el W11 se detuvo por un problema de motor. "Mercedes está apretando realmente con el motor. Sin duda, llevándolo al límite en estos momentos. Esto son pruebas y estas cosas van a pasar siempre, pero como suministrador de motores ellos controlan todo", ha asegurado un George Russell confiado en que podrán solucionarlo todo.