Brutal susto en el Circuito del Jarama. Un conductor que probaba un Ferrari 458 Spider sufrió un aparatoso accidente en el trazado madrileño. El piloto perdió el control al llegar a la primera curva sin frenos y a casi 200km/h. El vehículo se salió de la pista y volcó tras chocar violentamente contra las protecciones del circuito.

El accidente se produjo el pasado sábado y afortunadamente tanto el piloto como el acompañante salieron ilesos. El vídeo del accidente fue grabado por una cámara 'on board' y en él se puede escuchar una voz tras el golpe.

"¿Estás bien?, dijo el conductor al copiloto, que contesto con un "". El coche superdeportivo de la marca italiana, valorado en 300.000 euros y con un motor V8 de 570 caballos, quedó totalmente destrozado por el fuerte impacto.

Lo protagonistas del accidente se encontraban participando en una tanda privada de la empresa '8.000 vueltas', que organiza conducciones deportivas, rutas y viajes. Según fuentes del circuito, el Ferrari sufrió una avería en los frenos, lo que provocó que el piloto perdiera el control al llegar a la primera curva después de la recta.

A pesar de ello, desde el circuito aseguran que pudo ser peor ya que el conductor logró esquivar a otro vehículo que se encontraba justo delante de él.

 

"Ante un fallo mecánico inesperado poco puedes hacer, pero el piloto lo hizo bastante bien y salvó la situación alejándose del otro coche. Pasó bastante lejos del otro vehículo evitando un choque aún más grave", comentaron fuentes del circuito.

"Es la primera vez en ocho años que tenemos un accidente tan llamativo, nunca había pasado nada tan grave más allá de algún toque en pista e incidentes menores. Afortunadamente, el circuito está preparado para estas eventualidades y las medidas de seguridad personales que exigimos a todos los participantes son máximas. El uso del cinturón y el casco es obligatorio para el piloto y el copiloto", declararon fuentes de '8.000 vueltas'.