Tremendo accidente el que se ha producido en una carrera de buggies en Estados Unidos. Uno de los pilotos perdió el control de su coche y tras dar varias vueltas de campana e impactar contra las protecciones, salió volando llegando a alcanzar los siete metros de altura.

Se trata del buggy de Brady Bacon, piloto que salió ileso gracias a las jaulas de seguridad que llevan este tipo de vehículos . El piloto perdió el control en la curva 1 del circuito tras un toque con otro buggy. Tras dar varias vueltas de campana salió catapultado, llegando a caer fuera del circuito.

Los grandes amortiguadores del buggy provocaron que el vehículo saliese disparado. Por fortuna Bacon salió por su propio pie después de un brutal accidente que dejó atónitos a los espectadores de la carrera.