Álex Palou acaba de entrar en la historia del automovilismo español. El piloto catalán ha logrado su primera victoria en la IndyCar, en el Gran Premio de Alabama disputado en el circuito de Barbers Motorsports Park.

El catalán ha firmado su primer triunfo en la Indy, convirtiéndose en el primer español en ganar una carrera de esta competición estadounidense.

El piloto de 24 años debutaba con victoria con el equipo Chip Gannasi Racing y lo hacía tras salir tercero en la parrilla y llegando a mantener la primera posición durante 56 de las 90 vueltas. El podio lo completaron Will Power, de Penske, y Scott Dixon, compañero de equipo de Palou.

 

Con la victoria, Palou se convierte en el segundo español en ganar una carrera en un campeonato estadounidense de velocidad. El barcelonés ha igualado a Oriol Serviá, español que ganó la carrera de Montreal 2005 de la Champ Car World Series, antigua competición de automovilismo de Estados Unidos.