A vueltas con la San Silvestre. A menos de un mes para que se celebre la carrera de fin de año, el Ayuntamiento de Madrid, la organizadora y el Ministerio de Sanidad no se aclaran sobre si finalmente se realizará el evento deportivo. La organización dice que cuentan con el aval del Ayuntamiento para volver a Vallecas, pero desde Sanidad indican que no se podrá celebrar.

Según ha adelantado la portavoz de Más País en el Ayuntamiento, Rita Maestre, la San Silvestre se quedará en Vallecas, el barrio donde tradicionalmente se ha celebrado. En un principio se habló de que el recorrido sería otro para permitir una mayor distancia entre los participantes. Además, solo podrían correr profesionales y no el público en general.

El organizador de la carrera afirma que ceden a la "presión vecinal" y que volverá a Vallecas en un recorrido burbuja de 2,5 kilómetros y con dos tandas de 250 corredores.

 

Sin embargo, tal y como apuntan desde el Ministerio de Sanidad a laSexta, con lo aprobado ayer en en el Consejo Interterritorial de Salud la carrera no se podría celebrar, aunque sea únicamente para profesionales.

Desde la organización apuntan que ellos no han hablado con Sanidad porque no les corresponde, pero que en carreras de menos de 600 personas la competencia es del Ayuntamiento, que les ha dado el visto bueno.

La carrera popular, por internet

Según una primera planificación, la San Silvestre Vallecana de este año sería una sola prueba sobre el asfalto limitada a la élite y corredores con tiempos inferiores en 10 kilómetros a 34 minutos en hombres y 40 en mujeres, en un recorrido por desvelar de 2,5 kilómetros al que se darán cuatro vueltas. La carrera popular se celebrará en versión online.

Según el borrador de 'Propuestas de medidas de salud pública frente a la COVID-19 para la celebración de las fiestas navideñas' del Gobierno, los eventos multitudinarios debían ser valorados de forma individualizada por las autoridades siguiendo el proyecto elaborado.

Pero en el documento que se ha aprobado se ha suprimido la recomendación de realizar la maratón de 'San Silvestre', reflejada en el primer borrador, y se prohíbe la celebración de los grandes eventos deportivos, aconsejando realizarlos de forma virtual.