LeBron James, estrella de los Lakers, y Steve Kerr, entrenador de Golden State Warriors, han denunciado el último vídeo denuncia aparecido en las redes sociales que muestra la brutalidad policial de varios agentes con un joven de color en EEUU.

En el vídeo en cuestión se puede ver como un agente, Christopher Krickovich, rocía con spary el rostro de un joven que se había agachado a recoger el teléfono móvil del arrestado. Acto seguido, el agente, que está siendo investigado por su actuación, se abalanza sobre el joven, tirándole al suelo, donde es golpeado antes de ser esposado.

La dura actuación policial fue denunciada en primer lugar por Steve Kerr en sus redes sociales.

 

"¿Qué diablos está equivocado en este país? Esto empieza a ser una rutina. Es desmoralizante", aseguró el técnico de los Warriors en su cuenta de twitter.

El propio Lebron respondió al tuit de Kerr mostrando su indignación y su miedo por la actuación policial.

 

"Muy equivocado. Me daña el alma. Sólo con pensar que podrían ser mis hijos. Tiempos de miedo", escribió LeBron James.