Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 están cada vez más cerca y desde la organización van dando actualizaciones sobre los avances realizados. La villa olímpica está acabada, un total de 21 edificios en los que se alojarán cerca de 10.000 deportistas y personal de apoyo.

Dentro de estos edificios, pueden entrar un total de 18.000 camas de cartón reutilizado. Este hecho ha provocado reacciones de todo tipo, como la de un mito de la selección australiana de baloncesto.

El pívot Andrew Bogut expresó sus dudas sobre la resistencia de estas camas en caso de que haya la actividad sexual que se produjo durante los Juegos de Río de Janeiro en 2016.

 

"Muy buen gesto... hasta que los deportistas terminen su competición y los miles de preservativos distribuidos en la Villa Olímpica comiencen a ser usados", comentó Bogut.

El fabricante de las camas ha asegurado a AFP que, "mientras haya sólo dos personas en la cama", deberían ser "lo suficientemente sólidas" para soportar la carga.

Cabe recordar que la organización de los Juegos de Río de Janeiro repartió un total de 450.000 preservativos entre los atletas olímpicos, una media de 42 por deportista.