Carolina Marín dice adiós a los Juegos de Tokio del este verano. La jugadora española de bádminton se perderá la olimpiada nipona tras sufrir una rotura en ligamento cruzado anterior y en los dos meniscos de su rodilla izquierda. La onubense tuvo una lesión el pasado viernes en un entrenamiento, y tras las pruebas médicas realizadas, Marín ha confirmado la triste noticia en sus redes sociales.

"Después de las pruebas realizadas durante el fin de semana y la consulta con los médicos, se confirma que tengo rotos el ligamento cruzado anterior y los dos meniscos de de la rodilla izquierda. Tendré que operarme esta semana e iniciar la recuperación", comunica la tricampeona del mundo en Twitter.

"Quiero agradecer a todo el mundo el apoyo y sus mensajes durante estos días. Esto es otro golpe al que debo hacer frente, pero no tengáis dudas de que volveré. A pesar de que la preparación en los últimos dos meses se había vuelto muy difícil, la ilusión que teníamos era enorme y sabíamos que iba a llegar de la mejor forma posible a los Juegos Olímpicos. No podrá ser. Sé que estoy en las mejores manos y que tengo a mucha gente a mi lado", concluye Marín.

 

La pentacampeona de Europa no podrá participar en los que hubieran sido sus segundos Juegos, donde su objetivo era revalidar el oro conseguido en Rio 2016.