¡Qué alegría! Cinco años después de los últimos Juegos Olímpicos volvemos a ver a nuestra delegación desfilar con la bandera española al viento, esta vez por el Estadio Olímpico de Tokio.

Una delegación formada por 322 representantes, en la que echamos de menos a deportistas y candidatos a medalla tan grandes como Carolina Marín y Rafa Nadal, entre otros, y en la que se ha hecho historia.

Ceremonia de apertura de los JJOO

Mireia Belmonte y Saúl Craviotto han sido nuestros abanderados para la ocasión, siendo esta la primera vez que dos deportistas españoles alzan a la vez el mástil que lidera al resto de nuestros integrantes.

Hemos podido ver la felicidad en las caras de ambos y también del resto de deportistas, quienes no han perdido la oportunidad de filmar la entrada y paseo por el estadio.

 

Uno de los más activos ha sido Pau Gasol, quien ya fue abanderado español y ahora disfruta de sus quintos y seguramente últimos Juegos Olímpicos. En sus redes sociales subía fotos y videos junto al resto de sus compañeros de baloncesto.