Pablo Ogazón Rodríguez Tabernero, acompañado de Carlos Sánchez, subieron al podio para recoger su trofeo. Los jóvenes de 14 años participaban bajo el pabellón del Circuito Mercantil de Sevilla. Pablo Ogazón llevaba a los hombros la bandera de España, viéndose obligado a quitársela para subir al podio.

Los hechos ocurrieron en Zaragoza y en Pontevedra, los días 29 de junio y 29 de julio, respectivamente. 'ABC Sevilla' recoge las quejas del delegado de piragüismo del Circuito Mercantil de Sevilla, Fernando Rodríguez Galisteo, que insta a la Federación Española de Piragüismo a "tomar cartas en el asunto".

"No hay ninguna normativa que impida recoger los trofeos con la bandera de tu nación", denuncia. La Federación les respondió asegurando que los deportistas debían llevar la ropa del club, hecho que cumplían.

En Mequinenza (Zaragoza), Pablo Ogazón Rodríguez Tabernero -campeón de España de C2 de canoa en 2018- tuvo que quitarse la bandera cuando subió al podio. La bandera aragonesa sí que estaba en la mesa de las medallas.

Lo mismo ocurrió en Pontevedra, donde Pablo Ogazón llegó a escuchar abucheos, como cuenta Rodríguez Galisteo. Relata que dijeron al joven de malas maneras "quítate la bandera", algo que provocó el malestar del joven, que se negó a recoger la medalla que había conseguido en el Campeonato de Jóvenes Promesas de Sprint en Verducido.

 

El Circuito Mercantil envió un escrito en el que resaltan que son "una entidad con 150 años de Historia", teniendo a más de 700 deportistas compitiendo por España. "Nuestros deportistas han lucido la bandera de España sin que ello haya supuesto controversia ni ofensa alguna", aseguran.