'Jugones' ya adelantó la exclusiva de que Zinedine Zidane había conocido un resultado positivo por coronavirus en su entorno más cercano, hecho que podía peligrar su presencia en El Sadar frente al Osasuna.

El francés se sometió a una PCR, que dio resultado negativo, por lo que todo quedó en manos de LaLiga, que ha dado finalmente el visto bueno al técnico francés para que viaje a Pamplona.

 

Según el protocolo del organismo, al haber estado en contacto con un positivo, debería esperar tres días para realizarse otra prueba. Aunque todo dependía de la cercanía que hubiese tenido con el positivo o del tiempo que hubiera pasado.

Así pues, la decisión recaía sobre LaLiga, de manera que finalmente estará presente en el partido del sábado.