La Audiencia de Madrid ha absuelto a Xabi Alonso, exfutbolista y actual entrenador del filial de la Real Sociedad, de los tres delitos contra la Hacienda Pública en los ejercicios de 2010, 2011 y 2012 por los que la Fiscalía le pedía dos años y medio de prisión.

La Audiencia ha notificado este martes el fallo de la sentencia, en el que exime de responsabilidad penal por los hechos por los que venía siendo acusado a Alonso y los otros dos encausados.

Estos son su asesor fiscal Iván Zaldúa e Ignasi Maestre, entonces administrador de una sociedad radicada en Madeira (Portugal), a la que Alonso presuntamente cedió sus derechos de imagen en 2009.

La Audiencia de Madrid ha considerado que no se ha podido demostrar la participación de Xabi Alonso en los contratos de intermediación de la empresa que llevaba sus derechos de imagen, Kardzali, así como tampoco que hubiese contratos simulados.

La sentencia es recurrible ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

La acusación de la Fiscalía

El paso enero, la sección de Delitos Económicos de la Fiscalía de Madrid solicitó cinco años de prisión para Xabi Alonso por la comisión de tres delitos contra la Hacienda Pública durante los ejercicios fiscales de 2010, 2011 y 2012.

Una pena que también reclamó para el asesor fiscal Ivan Zaldúa Azcuenaga y para el administrador de la sociedad Kardazli Comercio Serviciosos de Consultoría e Investimentos LDA, Ignasi Maestre Casanova.

El escrito de la Fiscalía señalaba que a mediados de 2009 los tres acusados se pusieron de acuerdo para articular una "aparente" cesión de la explotación de los derechos de imagen del ex futbolista "con la intención de que el mismo obtuviera un beneficio fiscal ilícito".

Así, el 9 de agosto de ese mismo año Alonso, asesorado de forma "efectiva" por Zaldúa, suscribió un contrato por el que simulaba la cesión de la explotación de sus derechos de imagen a la sociedad Kardzali ubicada en Madeira y cuyo administrador era Maestre.

Dicha mercantil, en la que Maestre ocupaba también desde el 16 de abril el cargo de gerente, pertenecía a una sociedad residente en Panamá de la que Alonso era el titular del cien por cien de las participaciones sociales desde el 16 de diciembre de 2009.

Para la Fiscalía, la "aparente" cesión de los derechos de imagen se realizó cuando el ex futbolista gozaba de su condición de "no residente" en España, "si bien mantuvo dicha estructura formal" durante los años siguientes y, "al menos hasta 2012", teniendo durante ese tiempo la condición de residente fiscal español.

Entre 2009 y 2012 Alonso, según la Fiscalía, explotó su imagen a distintas empresas que le contrataban con la ayuda de los otros dos acusados sin hacer "uso real" de la sociedad que se encontraba en Madeira "convirtiendo dicha entidad en un mero instrumento formal de ingresos y pagos que no desarrolló función alguna en la explotación de la imagen del acusado".

De este modo Kardazli Comercio Serviços de Consultoría e Investimentos LDA. percibió entre los ejercicios 2010-2012 un rendimiento de actividades económicas "aparentemente" derivado de la explotación de los derechos de imagen de Alonso de 2.083.400 euros que debieron integrarse en la base imponible del IRPF de los ejercicios correspondientes. Ello supuso un perjuicio a la Administración Tributaria de 2.032.845 euros.

El pasado junio, la Fiscalía presentó una segunda querella contra Xabi Alonso por la supuesta comisión de un delito fiscal durante el ejercicio 2013 al defraudar presuntamente a Hacienda 572.008 euros.

En noviembre, el fiscal rebajó a dos años y medio la pena de prisión que pedía para cada uno, al tener en cuenta la reparación del daño causado.

Alonso defendía su inocencia

El exfutbolista del Real Madrid ha defendido en todo momento su inocencia, negándose a llegar a un acuerdo para evitar el juicio.

"Si tengo la convicción o la confianza en que he hecho todo bien, he colaborado desde el principio y nunca he ocultado nada, pues tengo que defenderme y confiar en la Justicia. Por eso hasta aquí he llegado y llegaré hasta el final", afirmó tras comparecer ante el juez.

"Hacienda hace su trabajo. Cada caso puede ser diferente, nosotros hicimos cosas bien, al amparo de la ley", señaló Alonso tras conocer lar rebaja de la pena que pedía la Fiscalía.

"No me interesa marcar precedentes. Lo que me interesa, en mi caso, es que se demuestre que he cumplido con todas mis obligaciones", añadió.