Tres rotaciones y dos saltos mortales dejaron anonadado al público presente en el pabellón donde se disputaban los Campeonatos de Gimnasia de Estados Unidos. Simone Biles completó una acrobacia no vista hasta el momento que inevitablemente ha tenido su repercusión en el mundo del deporte.

Inhumano, irrepetible, impresionante... Son solo algunos de los adjetivos que le han llovido a Biles tras su espectacular salto. El combinado nacional español de gimnasia, encabezado por su entrenadora, Lucía Guisado, lo ha calificado como un hecho "espectacular".

Por su parte, Paula Raya y Helena Bonilla, integrantes de la selección, adjetivan la acrobacia de "brutal" e "increíble". La estadounidense, cuatro veces campeona del mundo, ya tiene un ojo puesto en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.