Mikel Oyarzabal no es el único ejemplo de deportista que además de jugar con su equipo se está sacando un título universitario. En este caso, Oyarzabal estudia ADE y solo le queda una asignatura para terminarla.

El jugador vasco se encuentra en la concentración de la selección española esperando una llamada del profesor para que le diga la nota de esa asignatura. Si aprueba sería el fin de cinco años de alternancia entre el fútbol y la universidad.

"Antes de empezar el fútbol quise comenzar una carrera", afirma Mikel. Sin embargo, no siempre es fácil compaginar el fútbol y los estudios: "A veces no tienes ganas, la cabeza está en otra cosa. Lo que pasa en el fútbol te influye fuera".

Los amigos de Oyarzabal le han ayudado a llevar la carrera de la mejor manera posible, por eso comenzó a compartir piso con dos de ellos. "Cuando no podía ir a clase ellos me pasaban los apuntes", apunta el capitán de la Real. Entre los tres se repartían las tareas de la casa: "A todos nos gustaba cocinar, todos hacíamos de todo. Era una casa ordenada".

Los propios amigos de Mikel le dieron la noticia de su convocatoria por la selección española.

Te puede interesar:

San Sebastián recibe con honores a la Real Sociedad tras ganar su primera Copa de la Reina

La ecológica iniciativa de la Real Sociedad: convertir las pipas de los aficionados en abono