Luis Suárez ha emitido un comunicado para explicar su decisión de operarse tras la derrota ante el Liverpool y ha argumentado que se vio obligado a operarse por una lesión que se produjo en Anfield.

 

"La lesión que me llevó a pasar por el quirófano no tiene absolutamente nada que ver con el cartílago, sino a causa de una rotura de menisco que sufrí en la eliminatoria contra el Liverpool. Es por ello que me vi obligado a pasar por el quirófano y perderme la final de ayer en contra de mi voluntad", reza el comunicado del jugador uruguayo.

Suárez argumento estar obligado a aclara las cosas ya que "muchas cosas que se eestán diciendo son con mala intención y ponen en duda mi profesionalidad".