Paul Gascoigne, uno de los futbolistas ingleses más emblemáticos de la historia, rodeado de mil polémicas, está preparándose para volver a jugar al fútbol.

'Gazza' ha pasado a ser 'runner', compartiendo con sus seguidores sus progresos. Atrás parecen quedar unas adicciones que arruinaron su vida, tocando fondo en 2016, cuando fue desalojado de su casa.

 

Esta adicción también hizo que pasase por el quirófano, operándose una cara demacrada por el exceso de alcohol.

Ahora, Gascoigne participará en un partido de leyendas del Tottenham en el nuevo estadio del club, un reconocimiento para el cual se está preparando con el horizonte de una nueva vida por delante.