Un ciervo y una pradera. Podría tratarse de una típica estampa bucólica pero si en ella hay una portería y un balón, hasta el ser vivo más inesperado saca a relucir su pasión por el fútbol. Gary Lineker, exjugador, entre otros, del FC Barcelona, ha compartido en su perfil de Twitter un vídeo en el que un ciervo, tras encarar a la portería, cabecea el balón con su cornamenta y lo envía al fondo de la red para, acto seguido, enloquecer en la celebración con brincos y una carrera digna de Bota de Oro.

 

Y es que el mamífero sería un claro candidato a Pichichi en toda liga en la que estuviera. Con esa calidad en sus cuernos y una puntería digna del mismísimo Ronaldo Nazario, el ciervo podría ser perfectamente el fichaje invernal de, por ejemplo, un Atlético con claras carencias de cara al gol.

Algo que sin duda asegura el animal, y viendo cómo celebra los tantos sin duda alguna podría llevar esa misma tensión y alegría a la grada del equipo en el que estuviera.

Sin duda alguna, una demostración más que en el reino animal hay auténticos cracks del deporte. Tan solo queda que alguien se anime a ponerles alguna camiseta, un escudo y a jugar al fútbol.