La semifinal de Coppa italiana se saldó con la clasificación de la Juventus a la final tras derrotar en 180 minutos al Inter de Milán (2-1).

En el partido de vuelta en Turín tras la victoria bianconera en San Siro, ambos equipos empataron a cero, aunque además de enfrentamientos puramente deportivos sobre el verde, hubo otros extradeportivos entre banquillo y palco.

Antonio Conte y su expresidente hace unos años en la Juventus, Andrea Agnelli, mantuvieron un 'cara a cara' en el que volaron hasta peinetas e insultos.

Según 'La Gazzetta dello Sport', el dirigente le gritó al banquillo del técnico italiano: "Habla ahora, gilipollas".

 

En el descanso, la disputa se trasladó al túnel de vestuarios, donde Conte habría dedicado un "mal gesto" a Agnelli.

Al término de la eliminatoria, el técnico del Inter pasó revista en 'Rai Sport': "En la Juve deberían decir la verdad, el cuarto árbitro sabe lo que ha pasado durante todo el enfrentamiento. Deberían ser más educados, ser más deportivos y respetar a los que están trabajando".

 

En las próximas horas se continuaran esclareciendo los hechos y se sabrá si los organismos competentes toman cartas en el asunto y sancionan a las partes por el incidente ocurrido en la Coppa.