Italia y España se encuentran en jaque después de que hayan entrado en erupción el volcán Etna y el de La Palma respectivamente. Las nefastas consecuencias no hacen más que crecer, pero algunos parecen haber olvidado qué es la solidaridad y la decencia.

Durante el encuentro de la Serie A de este lunes entre Udinese y Nápoles en el Dacia Arena, los seguidores más radicales del conjunto local desearon que el volcán Vesubio inundase de lave la ciudad napolitana..

"¡Oh, Vesubio, lávales con fuego!", gritaron los ultras de Udinese, hecho por el que han sido sancionados con una multa de 10.000 euros.

 

En un comunicado en la web oficial de la Serie A, el Juez Deportivo anunció que había multado al conjunto italiano por proferir "cánticos insultantes de origen territorial hacia la afición del equipo contrario".

El Nápoles se llevó una contundente victoria por 0-4 que le sitúa como segundo clasificado a tan solo un punto del Inter (con un partido más), aunque el encuentro quedó empañado por el pésimo comportamiento de la afición local.