OtameEn Wembley se enfrentaban Manchester City y Aston Villa en la final de la Copa de la Liga. Al término del partido, el conjunto de Guardiola se alzó con el título tras vencer por 2-1 con goles de Agüero y Rodri Hernández.

Con el pitido final del árbitro, comenzó otro partido, en este caso en tonos festivos y de celebración. En el vestuario del mítico estadio inglés, la plantilla y el cuerpo técnico 'citizen' dieron rienda suelta a su superyó freudiano.

 

Brandon Ashton, utillero del Manchester City, se quedó en paños menores y celebró la consecución del título (el tercero consecutivo) deslizándose en calzoncillos entre las piernas de los futbolistas 'blues'. Nicolás Otamendi, a través de un vídeo publicado en su Instagram, dio fe del cómico momento.