El entrenador del Paris Saint-Germain, Unai Emery, ha asegurado que su conversación con el técnico del FC Barcelona, Ernesto Valverde, sobre el frustrado fichaje por parte azulgrana de Marco Verratti fue mal transcrita y sin ser fiel al origen de la charla, por lo que ha querido restar importancia a la publicación de sus palabras así como asegurar que su relación con Robert Fernández, secretario técnico blaugrana, es buena.

"La falsa polémica surge de una transcripción errónea de mi conversación con Valverde en Nyon, no fiel a lo que realmente dije, en la que efectivamente hablamos de Verratti, entre otras cosas", aseguró Emery en sus redes sociales.

Según unas imágenes captadas por los medios del Sevilla FC en la reunión de entrenadores 'Champions' organizada por la UEFA en Nyon, Emery le comentó a Valverde en una charla informal que el Barça no había ido en serio a por el jugador del PSG.

"A Verratti seguro que le gusta el Barcelona, como es normal que le guste, pero nunca fueron a por él", advertía el vasco a Valverde hace apenas una semana, después de que el italiano fuera uno de los grandes objetivos frustrados del Barça en este mercado de verano.

No obstante, el técnico del conjunto parisino esgrime que las informaciones en los medios de comunicación relacionadas con esa conversación que han aparecido en los últimos días "no se corresponden con la realidad".

"En primer lugar, me une una gran amistad con Robert desde la época de Valencia. Y en segundo lugar, hablamos de Verratti hace dos meses y todo quedó claro", aclaró, negando que haya sido reprendido por el secretario técnico del conjunto catalán o que la relación entre ellos sea mala.