La muerte de Diego Armando Maradona sigue bajo investigación. Casi cuatro meses después de su fallecimiento, el 25 de noviembre, nuevas pesquisas indican que el exjugador pudo recibir un trato negligente en su ingreso en la clínica Los Olivos.

Y es que mientras se intenta saber qué pasó en los momentos previos al infarto que sufrió mientras dormía, diversos medios argentinos han informado sobre las condiciones en las que Maradona se encontraba en dicha clínica.

Allí fue operado de un hematoma subdural pero, en primer lugar, fue ingresado bajo el pseudónimo de 'Ariel Gómez', que nació el 15 de febrero de 1960 en vez del 30 de octubre.

Además, por el "síndrome de abstinencia alcohólica y de drogas sin indicación médica" de las que su historia hablaba, Maradona estaría atado a la cama por ser un riesgo para los demás y para sí mismo.

Debido a esto, y a la dificultad para ir al baño, Maradona estaría también con pañales en su ingreso.

También estaría siempre bajo vigilancia por cámaras las 24 horas del día, además de estar acompañado o bien por familiares o bien por personal de seguridad.

Te puede interesar

Habla Jana Maradona, una de las hijas de Diego: "Vi a mi papá alcoholizado y fumando marihuana"

Muerte de Maradona: "Está probado el homicidio culposo"

Examinan los teléfonos de Maradona en busca de posibles negligencias médicas