Desde que fuera detenido junto a su hermano a principios de marzo y enviado a la prisión de la Agrupación Especializada por intentar entrar a Paraguay usando pasaportes falsos, Ronaldinho no ha pasado desapercibido en la cárcel estas semanas.

 

Después de vencer en un torneo de fútbol sala entre presos, donde el premio era un cerdo de 16 kilos, Ronaldinho se ha pasado al futvóley para no dejar de lado el balón hasta que su contienda legal llegue a su fin.

 

En las imágenes que han trascendido del 'Gaucho', se le puede ver divirtiéndose mientras deja destellos de su calidad en el futvóley, un deporte en el que en lugar de jugar con las manos al clásico voleibol, se hace con las piernas y el cuerpo, a excepción de los propios brazos.